·

·
Impartiendo una conferencia en el TEDx Oviedo University

7 de diciembre de 2013

La gran estafa de Elmyr de Hory en CONT4BL3 # XLVIII

Aunque siempre proclamó su inocencia, el presunto aristócrata húngaro Elmyr de Hory [Budapest, 1906 – Ibiza, 1976] ha pasado a la Historia como uno de los mayores falsificadores de arte de todos los tiempos; una etiqueta que a él le parecía injusta porque se consideraba una víctima de las costumbres y las leyes del mundo de la pintura. Sus obras eran tan asombrosamente parecidas a los originales en que se inspiraba que, en 1974 –durante la grabación del documental F for Fake (Fraude. La gran mentira del arte)–, Elmyr bromeó sobre su talento con el director Orson Welles, diciéndole que si se colgaran mis cuadros en un museo de pintura el tiempo suficiente, se volverían auténticos. Así presumió de su trabajo mientras se burlaba de los expertos que no habían sido capaces de distinguir sus copias de los lienzos verdaderos. Todo comenzó en París, al finalizar la II Guerra Mundial, cuando vendió su primer dibujo a lo Picasso, a una millonaria, como si realmente se tratara de un cuadro original del ilustre creador malagueño, y comprobó la facilidad del engaño y la rentabilidad de la estafa. En mi sección ContabilizARTE del número 48 de la revista CONT4BL3 puedes descubrir su estafadora vida hasta que decidió suicidarse en su casa ibicenca antes de que las autoridades españolas lo extraditaran a Francia.