·

·
Impartiendo una conferecnia en el Centro de Cultura Contemporánea de Ciudad de México

13 de octubre de 2015

Conferencia en Valladolid sobre Los tratados de fiscalización internacional de drogas

La Delegación de Alumnos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Valladolid organiza el Congreso sobre drogodependencias, coordinado por Cristina Millaruelo, que se celebrará en el salón de Grados de la UVa el 19 y 20 de octubre de 2015, para analizar esta polémica situación desde diferentes puntos de vista: penal, policial (con Carlos Vilorio), médico, psicológico... e internacional. Por mi parte, clausuraré el evento con la conferencia Los tratados de fiscalización internacional de las drogasel martes, 20 de octubre de 2015, a las 18h00. Después de repasar diversos precedentes históricos -para comprender que los estupefacientes y las sustancias psicotrópicas han formado parte de la historia de la Humanidad desde la más remota antigüedad, en culturas de todo el mundo (como el Papiro Ebers, los misterios eleusinos, los vedas hindúes o La Odisea de Homero)- llegaremos a las Guerras del Opio que enfrentaron a China con Gran Bretaña a mediados del siglo XIX, convirtiéndose en el punto de inflexión para que el Derecho Internacional comenzara a preocuparse por las drogas. La ponencia explicará sus primeros antecedentes convencionales, la posterior regulación en el marco de la Sociedad de Naciones y los actuales tratados adoptados por la ONU. Todo ello, con ejemplos prácticos y. como es habitual en mis conferencias, con numerosas referencias artísticas.

9 de octubre de 2015

Una política tributaria para combatir la obesidad en CONT4BL3 # 55

En los últimos años, algunos países desarrollados han planteado la necesidad de combatir el sobrepeso mediante una adecuada política tributaria: incrementando la fiscalidad sobre aquellos alimentos procesados que fuesen menos saludables para el organismo, al mismo tiempo que se reduciría la carga impositiva sobre la beneficiosa dieta mediterránea, lo que estimularía un consumo responsable que, como resultado, daría lugar no solo a una nutrición más sana sino a un considerable ahorro para la sanidad pública. No olvidemos el altísimo coste económico que supone el riesgo de padecer cuadros clínicos como las enfermedades coronarias o la diabetes, tan relacionados con el hábito de ingerir comida basura o beber refrescos excesivamente azucarados; pero -como reconoció la OCDE en un informe que publicó en 2010 para analziar La obesidad y la economía de la prevención, redactado por Franco Sassi- los gobiernos se resisten a utilizar reglamentaciones y medidas fiscales debido al complejo proceso regulatorio, a los costos de aplicación, y la probabilidad de confrontación con las industrias dominantes. Esta es la singular propuesta que he publicado en el número 55 de la revista CONT4BL3 [septiembre 2015] que edita la AECE y dirige Julio Bonmatí.