·

·
Impartiendo una conferencia en el Centro Cultural del México Contemporáneo | Ciudad de México

12 de abril de 2021

2.000 entradas; 3.000.000 de visitas

Decía Voltaire que "la casualidad no es más que la causa ignorada de un efecto desconocido". El escritor francés retomó la idea de un antiguo filósofo alejandrino llamado Hermes Trismegisto cuando estableció los siete principios herméticos en su libro Kybalión; el sexto se titulaba Causa y efecto y señalaba que "toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la ley; la suerte o el azar no son más que el nombre que se le da a la ley no reconocida". Por una de esas reglas desconocidas, el destino ha querido que la entrada número 2000 de mi blog de anécdotas -sobre la regulación de las sedes de la Unión Europea- coincida con otra cifra redonda: 3.000.000 de visitas. Muchas gracias a todos por continuar siendo tan curiosos.

27 de marzo de 2021

Conferencia en la UIMP (Santander)

Con la incertidumbre que provoca la pandemia del coronavirus, si todo evoluciona como se espera, la Comisaría General de Policía Científica organizará el XIV Encuentro Policía Científica UIMP Santander 2021: «Policía científica: ¿existe el crimen perfecto?» en el incomparable marco que brinda la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en el Palacio de la Magdalena de la capital cántabra, del 21 al 25 junio de 2021. Durante cinco días, diversos ponentes -como Vicente Garrido Genovés, Paco Lobatón, Fernando Reinares o Manuel Marlasca- coordinados por el comisario general Pedro Mélida Lledó, analizarán en jornadas de mañana y tarde el papel que desempeña la ciencia a la hora de resolver los crímenes. Por mi parte, está previsto que el martes, 22 de junio, imparta la charla titulada La ciencia contra el crimen: 10 casos paradigmáticos internacionales. Durante una hora, veremos las implicaciones científicas que tuvieron algunos de los crímenes más significativos de todos los tiempos (el asesinato de Julio César; los casos Lafarge, Gouffé o Rojas; la desaparición del bebé Lindbergh; el robo de La Gioconda, el paquete bomba de Archidona o los primeros supuestos en los que se emplearon un retrato robot o el ADN).

27 de febrero de 2021

El protocolo de actuación en sucesos con víctimas múltiples en QdC # 52

Hasta enero de 2009, España no dispuso de un protocolo para la actuación coordinada de equipos de médicos forenses con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y policías autonómicas en situaciones o sucesos con víctimas múltiples, de tal forma que en las últimas décadas se han puesto de manifiesto una serie de carencias importantes en la planificación médico-forense ante tales situaciones, subsanadas en parte por el celo profesional con que actúan los distintos profesionales involucrados y las iniciativas personales. Así comienza el preámbulo del Real Decreto 32/2009, de 16 de enero, por el que se aprobó el Protocolo nacional de actuación Médico-forense y de Policía Científica en sucesos con víctimas múltiples; con el fin de regular la asistencia técnica a los jueces y tribunales para la identificación de los cadáveres y determinación de las causas y circunstancias de la muerte en este tipo de situaciones. Un marco reglamentario que, desde un punto de vista legal, se complementa con otras previsiones normativas que ya existían en el ordenamiento jurídico español y que se analizan en el artículo que he publicado en el número 52 (enero-marzo 2021) de la revista Quadernos de Criminología.

18 de enero de 2021

Las «Reglas de Bangkok» para el tratamiento de las reclusas en QdC # 51

Siendo conscientes de que la gran variedad de condiciones jurídicas, sociales, económicas y geográficas existentes en el mundo, no se pueden aplicar indistintamente todas las reglas en todas partes y en todo tiempo, el I Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente –que se celebró en Ginebra (Suiza) del 22 de agosto al 3 de septiembre de 1955– estableció un conjunto de 95 reglas que, inspirándose en conceptos generalmente admitidos en nuestro tiempo y en los elementos esenciales de los sistemas contemporáneos más adecuados, estableció los principios y las reglas de una buena organización penitenciaria y de la práctica relativa al tratamiento de los reclusos. Desde mediados del siglo XX, aquellas reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos alcanzaron tal relevancia que tuvieron un gran valor e influencia, como guía, en la elaboración de leyes, políticas y prácticas penitenciarias; tal y como afirma la parte expositiva de las actuales Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos (las llamadas “Reglas Nelson Mandela” en homenaje al legado del difunto Presidente de Sudáfrica) que se adoptaron en la Resolución A/RES/70/175, de 17 de diciembre de 2015.

Antes de que se aprobaran las vigentes Reglas de Mandela, Naciones Unidas se planteó adaptar aquellas primeras normas mínimas que debían aplicarse a la hora de tratar a los reclusos a la situación específica de las mujeres encarceladas en un establecimiento penitenciario. En concreto, como el 11º Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal se había celebrado en Bangkok en 2005, cuatro años más tarde, el Gobierno de Tailandia volvió a ofrecerse como anfitrión a la ONU para que el grupo intergubernamental de expertos de composición abierta encargado de elaborar unas reglas complementarias específicas para el tratamiento de las mujeres detenidas, se reuniera en su capital con vistas a presentar los resultados de su labor en el marco del 12º Congreso que se celebró en Salvador de Bahía (Brasil), en 2010. Por ese motivo, las Reglas de las Naciones Unidas para el tratamiento de las reclusas y medidas no privativas de la libertad para las mujeres delincuentes –aprobadas por la Resolución A/RES/65/229, de la Asamblea General onusiana el 16 de marzo de 2011– se conocen, coloquialmente, con el sobrenombre de «Reglas de Bangkok». Sobre ellas trata el artículo que he publicado en el número 51 de la revista Quadernos de Criminología.

23 de noviembre de 2020

10 años del archivodeinalbis

En diciembre de 2005 comencé a publicar una columna de información jurídica en el periódico "La Tribuna del Derecho" bajo la denominación de "in albis" porque siempre me habían gustado mucho las expresiones latinas y porque su fin era precisamente ese: dejar a la gente "en blanco" divulgando anécdotas y curiosidades del panorama jurídico y parajurídico internacional, de la antigüedad a nuestros días, de una forma lo más didáctica y entretenida que fuese posible. Aquella colaboración concluyó a finales de 2010, con la desaparición del propio semanario, convertido ya en revista mensual. Fue entonces cuando decidí dar el salto a internet y crear un blog que reuniera todos aquellos artículos en el archivodeinalbis. Desde entonces, ha transcurrido ya una década y, en cifras, estos 10 años se condensan en algunos datos que abruman: 1.967 entradas, 2.940.002 visitas de 188 países y territorios de todo el mundo encabezadas por España (con el 33%); pero ese porcentaje también significa que el 67% restante procede del extranjero, especialmente de Hispanoamérica, por este orden: México, Estados Unidos, Colombia, Perú, Argentina, Chile, Rusia, Venezuela y Ecuador. Gracias a todos los curiosos que consultan mi blog para documentarse y aprender.

15 de octubre de 2020

La contranarrativa en el Derecho de la Unión Europea en Al-Ghurabá # 38

La revista gratuita Al-Ghurabá -editada por la asociación sin ánimo de lucro Comunidad de Inteligencia y Seguridad Global (CISEG)- se define como una herramienta de narrativas alternativas para prevenir la radicalización violenta de etiología yihadista. Nace en agosto de 2017 como un proyecto de CISEG, una asociación sin ánimo de lucro dedicada a crear vínculos entre todos los profesionales del sector de la inteligencia y la seguridad. El objetivo es implicar a la sociedad civil en este sector y ofrecer herramientas de prevención y de contra-narrativa para prevenir la radicalización violenta de etiología yihadista en el seno de las comunidades. En su nº 38 (octubre 2020) he publicado el artículo La contranarrativa en el Derecho de la Unión Europea, donde se analiza este contradiscurso frente a la propaganda terrorista en el ámbito comunitario, prestando especial atención al papel desempeñado por la Red para la Sensibilización frente a la Radicalización que la Comisión creó en 2011.

6 de septiembre de 2020

La Ley de Vagos y Maleantes (1933-1970) en QdC#50

La disposición final primera de la Ley 16/1970, de 4 de agosto, sobre peligrosidad y rehabilitación social derogó la conocida Ley de Vagos y Maleantes, de 4 de agosto de 1933, así como sus normas complementarias o modificativas de 23 de noviembre de 1935, 4 de mayo de 1948, 15 de julio de 1954 y 24 de abril de 1958. Si el Régimen de Franco acabó con la vigencia de esta norma fue, sencillamente, porque a pesar de los retoques parciales introducidos por disposiciones posteriores –las cuatro que citamos al inicio de 1935, 1948, 1954 y 1958– la LVyM de 1933 se había quedado un tanto inactual e incapaz de cumplir íntegramente los objetivos que en su día se le asignaron; por los cambios acaecidos en las estructuras sociales, la mutación de costumbres que impone el avance tecnológico, su repercusión sobre los valores morales, las modificaciones operadas en las ideas normativas del buen comportamiento social y la aparición de algunos estados de peligrosidad característicos de los países desarrollados. Como ha reconocido el profesor Heredia Urzáiz: Si algo caracteriza a la Ley de Vagos y Maleantes es el hecho de ser una de las pocas disposiciones legales aprobada durante el gobierno de coalición republicano-socialista que sobrevivió a la guerra civil y se consolidó durante varias décadas como un mecanismo de control social. Así comienza el artículo que he publicado en el nº 50 de la revista Quadernos de Criminología (julio-septiembre 2020).